jueves, 21 de junio de 2012

Poema: 'En ocasiones'


En ocasiones, escribimos para ser mirados,
un ojo de cristalo los pliegues de una ausencia
que parecía volverse vívida.
El reconocimiento
(¿me ha leído alguien?)
como la muestra más vacía del orgullo.
En ocasiones, escribimos para que las palabras
tomen la justa medida de las palabras,
para que el círculo no se cierre nunca
en la forma de nombrar –aprehender-
las cosas.
En ocasiones, escribimos para escondernos
del dolor de no escribir,
escribimos porque no hay otra manera posible
de arañar el aire de las palabras,
escribimos porque algún día
fue la pureza.
En ocasiones, solo en ocasiones.

7 comentarios:

  1. Magnífico poema, Ismael. Estos versos me parecen realmente espléndidos:
    En ocasiones, escribimos para escondernos
    del dolor de no escribir,
    escribimos porque no hay otra manera posible
    de arañar el aire de las palabras,
    escribimos porque algún día
    fue la pureza.

    ResponderEliminar
  2. Respuesta al comentario de mi poema:

    Escribimos, porque existe
    el amor y la palabra.

    Palabras: doradas bajo el sol
    y su estallido;
    derramadas entre aromas
    de gayombas;
    distendidas en el plácido vagar
    del horizonte;
    salpicadas entre hojas
    mortecinas;
    racheadas por vientos
    presurosos;
    temblorosas entre helechos;
    guarnecidas, expoliadas,
    polvorientas, repudiadas,
    transparentes, cristalinas
    florecientes, apagadas,
    rutilantes, ateridas,
    mutiladas... heridas
    por inviernos quejumbrosos
    en el alma.

    Están ahí. Van y vienen
    como gotas de lluvia
    danzarina;
    como ecos blanquiazules
    en la noche;
    como cirros trashumantes;
    como centros espirales
    de violentos huracanes.

    Remedios Nieto Lorca.

    Magnífico poema, Ismael.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y si no escribimos?
    ¿Y si nos esculpen las palabras,
    y no queremos nueva vida?
    En ocasiones, no deseamos dar las cosas
    por zanjadas, por escritas, por reales,
    y elegimos no escribir, nos resistimos...
    En ocasiones, sólo en ocasiones.

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida a esta mi humilde casa virtual. Gracias por tu glosa. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Antes del Poema

    A Amparo Toral

    Antes del poema un hierro oxidado
    en la garganta.
    Elegimos no escribir,
    y por eso escribimos,
    porque no sabemos hacer otra cosa.
    Algunos saben poner un taco en la pared,
    otros son adalides del bricolaje
    y de todos los libros de instrucciones.
    Aquí estamos, los que no podemos
    llamarnos ni poetas,
    buscando una palabra
    que sea racimo de atardeceres,
    que dé sentido al sinsentido,
    un fogonazo apenas que se pierde
    nada más erizarlo
    para volver a la miseria de cada día,
    a la espera de cada día,
    a la lumbre fría
    de rescoldos ausentes.

    ResponderEliminar