sábado, 1 de septiembre de 2012

Poema: 'Cubitos de hielo'


Abro el frigorífico.
Junto a las verduras,
la memoria podría ser
un buen condimento.
Los calabacines, las berenjenas,
el apio, el brócoli, el pepino,
tomates rutilantes de frescor,
el recuerdo de la azada sobre el huerto.
Abro el frigorífico y la memoria
ya no es mía sino que es de mi padre,
de mi madre, de mi hermano,
de mi mujer, de mis hijas
-aún tan pequeñas-, mía
-si se tiene escritura de la propiedad,
claro-.
Todos abrimos los libros,
cavamos los huertos,
alguna vez fue la tristeza,
las manos sobre el surco,
cada vez más seco,
cada vez más frío,
cubitos de hielo
que se deshacen,
rejas que ahondan la espera
porque nunca se puede llegar
más adentro de tu sonrisa.
Abro el frigorífico.
A pesar de todo, te amo.
A pesar de todo.
Nunca te lo había dicho, ¿verdad?