miércoles, 17 de octubre de 2012

Poema: 'Muchos siglos antes'

La palabra se escribe a sí misma,
doncel de atardeceres,
no hay voluntad ni propósito,
deshojando piedras dormidas,
desbrozando el campo ausente,
sin ti, pero tan dentro de ti,
en el centro justo de todas las distancias.

Dixit dominus domino neo, Mozart,
una vez más.

Abrir la mano para cerrarla,
Dédalo e Ícaro aún vuelan,
aún la palabra aguanta el calor,
aún es pronto para desconocerte.

Los hombres hablan lejos,
la cera en los oídos,
Medea toma de la mano a Jasón,
una palabra toma de la mano
otra palabra.

Escribes un número de teléfono,
una cifra exacta,
un dedal de instantes,
una clepsidra sin arena.
No eres,
pero tu palabra se eleva,
aún victoriosa,
muchos siglos antes,
cuando todas las cráteras
sabían a los mismos labios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario