sábado, 15 de diciembre de 2012

Poema: 'El profesor'

Algunos días me escucháis:
los fonemas, los morfemas,
el sintagma nominal.
Algunos días me escucháis,
melancolía de lluvia
tras los cristales,
y los rostros se vuelven
más profundos y mi voz
paloma decapitada
hasta que suena el timbre.

Algunos días me escucháis:
las sílabas, los diptongos,
un poema leído en voz alta;
y nuestras miradas se tocan
y somos esencia y calláis.
Algunos días me conmueve
la misma melancolía,
cuando los cuadernos duermen
en las carteras,
cuando la pizarra se llena
de signos incomprensibles.
Algunos días yo también escribo 
notas y veo dos cuerpos besándose
entre clase y clase
cuando nadie parece comprender.
Levántate:
algunos días yo también escucho;
algunos días, hace tiempo,
quise esconderme bajo el pupitre,
cuando tenía que elegir
entre la vida –dos contornos
humeantes de amor- o el sueño
-dos sombras de ceniza-.
Cuando el mundo se acababa
en aquellos labios,
cuando no había más que tu nombre,
también me hablaban de fonemas,
morfemas, del sintagma nominal.
Ahora comprendo:
nombrarte y ser temblor
en la despedida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario