domingo, 9 de diciembre de 2012

Poema: 'No me cansan las palabras'

No me cansan las palabras,
su abatido diván crepuscular,
la oración perenne de la espera,
un buzo ciego en las profundidades
marinas.

De todas las maneras posibles,
escondidas bajo un cojín
o peinándose la tristeza,
no me resultan extrañas,
aunque se nieguen
a darme la mano
para cruzar un paso de cebra;
aunque se cojan una rabieta
en la calle y se tiren al suelo;
aunque regalen su calor a otro
menos meritorio que tu ausencia.

No me cansan, no,
porque somos, sin saberlo,
una esquirla robada
al pedernal de un lucernario,
una lapicero con la punta rota,
aire enamorado en sonámbula
entrega,
excusa para el silencio,
una manera de estar solo
-no solo lo dijeron Fernando Pessoa
o Eloy Sánchez Rosillo-
en el envés de la derrota.

He aquí mis palabras
cansadas, sin mano
que les niegue el poema,
enhebrando el ojal
del viento con la firmeza
de su dilatada ceniza.


1 comentario:

  1. "No me cansan las palabras..."

    No me cansan tus palabras, Ismael. Todas sugieren, incitan, enhebran formas y pensamientos, saltan delante de los ojos...amanecen multicolores, multiformes, con un brillo único e imposible de describir.
    No me cansan tus palabras, repito.
    Enhorabuena. Un abrazo.

    ResponderEliminar