sábado, 5 de enero de 2013

Poema: 'Felicidad'


Hay que haber sufrido mucho
para poder escribir de la felicidad.
Me lo dijo una vez un cura de mi pueblo:
tomar la vida con unas tijeras
y hacerla trocitos y crear un collage.
Unos labios por aquí, unas fotografías
por allá, un papá, te quiero mucho,
porque juegas todos los días conmigo;
arrancar las alas a una mosca
y dejarla a merced del viento.
Es cruel la felicidad.
Si sufres, es porque quieres;
si lees este poema, es porque quieres.
Puedes coger las tijeras,
recuerdas su sabor,
el perfume dorado del recuerdo,
la gasa del atardecer.
Cuando todo el mundo parece feliz,
tú solo quieres escribir de la felicidad.
Su raíz es amarga, como todo lo que
sustenta un poema.
Pero soy feliz con aquella memoria
hurtada al arisco frío del norte.
He visto a los Reyes Magos.
Mis hijas están en la cama.
Y –perdónenme- soy feliz.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena, Ismael. Un concepto de la felicidad que incita a ser feliz, aún en los peores momentos, aún pudiendo elegir serlo y no tener ningún motivo para ello. Suerte que siempre está ahí la memoria, como un recurso para paliar la falta de entusiasmo o la motivación necesaria.
    No pidas perdón por sentirte feliz. Ojalá pudiéramos todos sentirla de la misma forma que tú.
    Un abrazo y enhorabuena una vez más.

    ResponderEliminar
  2. Qué lujo contar siempre con tu apoyo, Reme. Gracias, mil gracias millones de gracias. En estos días tan fríos, tus palabras son un bálsamo y un verdadero regalo.
    Un beso.
    Ismael

    ResponderEliminar