viernes, 29 de marzo de 2013

Poema: 'A pesar de la lluvia'


Hoy se han roto mis gafas.
Con ellas veía aquel río desbordado,
a mis hijas montar en bicicleta,
la tristeza perderse entre los pinares
de la tarde.
El tiempo no existe con mis gafas rotas.
Los paraguas torcidos,
los cuerpos torcidos,
el partido de fútbol
dentro de la misma palabra.
A pesar de la lluvia.

6 comentarios:

  1. Me han gustado tus gafas, o las arreglas
    te compras otras, pero por favor, que
    tengan el mismo. . . "punto de vista"
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Lo peor es que es verdad, Paco. Te juro que ayer se me rompieron las gafas. La vida -la realidad- parece diferente, pero he llegado a la conclusión de que la mirada es una voluntad del espíritu, lejos de cualquier atributo físico. ¿Comprarme otras? Eso se merece otro poema...
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Un miope como yo no puede dejar de compartir tu sentida elegía a las gafas de ver. (Hay otras que debemos ponernos de vez en cuando: las gafas de soñar).
    Desde Rivas, con lluvia, un abrazo fuerte y el gozo de encontrar en tu poema compañía y felicidad.

    ResponderEliminar
  4. Las gafas son una metáfora de la maneras de mirar la vida, aunque, en este caso, se haya hecho realidad: mis pobres, mis nuevas gafas, estrelladas contra el suelo y convertidas en mil pedazos.
    Un abrazo fuerte y gracias por tu compañía en este día que aquí, en Segovia, también sigue lluvioso.

    ResponderEliminar
  5. No importan los días grises o soleados, el anteojos de cada persona mira pasar la vida de diferente forma. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Lumi. Bienvenida a este humilde espacio literario en el que, espero, encuentres algo de placer y calor ante la intensa lluvia de estos días.
    Un saludo.

    ResponderEliminar