martes, 2 de septiembre de 2014

Poema: 'Algo sé de la felicidad'




A mi amiga Beatriz del Río

Escribir sobre el oficio
de escribir.
¿Soy aquel niño que se
alegraba en la derrota?
La misma humedad
en los labios,
igual mirada ausente,
idéntico misterio
frente a una ruina
o un libro.
Creedme: a pesar de todo,
algo sé de la felicidad.

5 comentarios:

  1. ¡Qué bonita sorpresa!
    Hoy voy a descansar un poquito más feliz y satisfecha gracias a esta manía tuya de engarzar palabras con soltura y cariño.
    Te lo agradezco de veras.



    Mil gracias.

    ResponderEliminar
  2. Querido Ismael, la generación poética del medio siglo, aquel indeclinable grupo en el que militaron José Agustín Goytisolo, Carlos Barral, Jaime Gil de Biedma... fueron bautizados por sus críticos como "Partidarios de la felicidad". Tú y yo también nos apuntamos al aserto. Nos quedan la esperanza y la sonrisa: Seguimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo agradecido y cómplice, José Luis. La amistad y la cercanía son, sin duda, motivos sobrados para la oposición diaria a la felicidad. Seguimos en el dintel de la esperanza. ¡Salud!

      Eliminar
  3. Ser feliz hasta en las dificultades, Ismael. Tal vez sea duro aprender a serlo, pero ser feliz hasta en las dificultades, no lo olvides.

    Buen comienzo de curso. Creo que ya estamos todos. Repasa la lista y verás que sí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. La felicidad (o, mejor, su búsqueda, que es el verdadero motivo de aquella) se acerca un poco más a la melancolía septembrina de inicio de curso cuando tu cercanía es motivo de complicidad, Lorni. Recibe un fuerte abrazo. Tienes razón: ya estamos todos por aquí.

    ResponderEliminar