domingo, 28 de septiembre de 2014

Poema: 'A esta hora de la noche'


A esta hora de la noche,
cuando mis hijas y mi mujer
duermen,
algo parecido a la felicidad
se eleva en esta habitación
en la que respiro y amo.
Afuera, la lluvia fría del otoño
empapa cristales, reúne
cromos rotos, anega el alma
de agradecida espera.
Y no sé por qué,
pero la alegría impregna
cada rincón de la estancia,
cada palabra que me escribe
en el poema,
cada hormiga que recorre
mi mano y es sueño de ayer.
Una claridad honda
derrumba los anaqueles
del tiempo.
Eres, sin que lo sepas,
aquel afán que sostiene
el candil,
noche amada de la ceniza.

2 comentarios:

  1. Con qué poco se conforma el alma a veces, Ismael, con qué poco:una leve lluvia de otoño pegando en los cristales, un sueño de ayer entre las manos, la paz del hogar hecha niña y mujer, un afán en noche de ceniza...y una "honda claridad que derrumba los anaqueles del tiempo".

    Enhorabuena, Ismael: me has hecho sentir esa noche.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. La claridad y la noche son mejores compañeras cuando te encuentras con cómplices compañeros "de viaje" tan atentos como tú. Gracias, como siempre, por la amistad y la cercanía.

    ResponderEliminar