viernes, 14 de noviembre de 2014

Poema: 'La carta'




A una alumna llamada Marta


Rasgo el sobre,
embrido la inquietud,
desdoblo el papel
que evoca
mañanas
soleadas de junio
de camino a clase.
Es una antigua alumna,
Marta, de 2º de ESO,
alumna mía
el año anterior, que,
con pocas palabras,
traza lo que de árido afán
tiene el hombre.
Su juventud explica
algunas preguntas
que me llevan a otras
preguntas ante un espejo
que ya no refleja mi rostro:
¿Por qué fui profesor?
¿Por qué he escrito tantos versos
y algunos libros de prosa?
¿Por qué me levanto
todos las mañanas con la inercia
de un beso en la frente
de mis hijas?
También interroga a la sombra
cómplice que me acompaña,
no sin atrevimiento:
¿Es usted feliz?
Vuelvo a doblar el papel,
lo introduzco en el sobre,
palpitan palabras amables
y la misma pregunta.
La luz, en la calle,
se viste tenue
respuesta ensayada
en la fracción errónea
de un resultado incierto.

1 comentario:

  1. El arte de elegir hasta quedarte muerto
    las palabras que nunca te sacarán de pobre
    es el árido afán del resultado incierto,
    la respuesta ensayada que metiste en el sobre

    ResponderEliminar