domingo, 18 de enero de 2015

Poema: 'Queda la noche'



Como hombre de labios secos,
como hueso sin corazón y sin aire,
como libreta arrojada al asfalto,
como luna que precipita la noche
y dibuja cromos, cartas, monedas
de agua.
Como la misma ocasión de la derrota,
como esta tristeza que alegra la tarde,
como esta voz que nada es más allá
de tu cuerpo,
como aquel taxi que cogimos juntos
aun sin despedirnos,
como estas horas en que vuelves a mí
con el capricho del azar y no sé
qué oscuro deseo.
Como este poema que es carne y manzana,
como esta lluvia,
como esta tierra que señala el camino,
como esta canción que ya te construye,
como este momento tuyo y mío,
de los dos hecho uno,
donde todo parece verdad;
como este más allá de la luz,
como campo arena calcinada,
como trigo simiente o pretil
de más alta aventura.
Queda la noche,
como labio mordido,
como alondra de plata,
como naciente verbo que,
al rozarlo, voluta de humo,
intuición de lo absoluto,
apenas nada.

Poema: 'No eres tú'


Y soy, en tu respiración,
esta pausa del miedo y su sombra,
aquella disfunción de las cajas vacías,
la amistad larga en vaso corto,
las noticias de la prensa,
tu personaje que no eres tú,
tu poema que no eres tú,
los adoquines de la calle
que no eres tú,
el tiempo que no eres tú,
la delicada espera de la nieve,
la amada espera de la nieve,
el fugaz cuerpo de la nieve.