martes, 23 de junio de 2015

Poema: 'En casa'


A Eloy Sánchez Rosillo

Después del trabajo
conduces hasta casa,
apenas cinco minutos
por calles conocidas;
subes la escalera, dejas la mochila
cargada de libros,
exámenes sin corregir.
Entras al salón,
te invade el mismo calor acogedor
del pan recién horneado.
Diríase que llegas al poema,
donde el conjuro de ser
hombre se aproxima a
este silencio que vive
en las cosas, que escucha
cómplice el remanso
de la edad.
Eres el mismo que sube
cada peldaño y, ahora,
escribe palabras ajenas.
Dentro de la estancia la luz
habla en voz baja de la maravilla
de la tarde.
Y te dices: aún es pronto
para que regresen 
las niñas del colegio.
Vuelves a lo mismo:
la medida del papel en blanco
como ofrenda de vida.

1 comentario:

  1. Querido Ismael, no me extraña que no haya comentarios: ¿qué decir ante la imagen de una llegada a casa, que todo resulte monótono y que un simple aroma a pan recién horneado (aunque sea descongelado) todo se convierta en poema?
    Como siempre, magnífico.

    Un abrazo y disfruta del descanso de este tórrido verano que se nos avecina.

    ResponderEliminar