sábado, 26 de diciembre de 2015

Poema: 'El poema ante su espejo'


Te miras en el espejo:
poemas propios que parecen extraños,
dos archivos inéditos
-lo que intenta ser un remedo
de libro-
en una carpeta perdida en el ordenador,
palabras ardientes que se quitan
su túnica antigua y abandonan
el candil en cualquier rincón de la noche,
como dos amantes que se dan la espalda
en la habitación barata de una pensión.
¿Eres el lector cruel que rompe
papeles como un niño su camión
de bomberos?
Te miras en el espejo:
piensas en Juan Ramón,
en las afinidades electivas,
en los libros que aún esperan
en tu mesilla de noche:
Javier Egea,
una traducción de Wisława Szymborska,
un volumen de cuentos de Carver,
los peces de la amargura de Aramburu.
Olvidas sus historias al poco de leerlas
como te olvidas de ti mismo y tus afanes.
Queda una sensación, un hálito fugaz
como pan recién hecho,
como olor a retama seca
en los primeros días de septiembre.
Te miras en el espejo:
la identidad múltiple, solidaria, feliz,
de la derrota.

4 comentarios:

  1. ..................
    <>


    Juzgadme si queréis. Decid
    que esta ansiedad que me nubla
    los ojos
    no es otra cosa que un rumor de hojas
    secas en el sombrío jardín
    de mi desdicha. Que este tedio
    medido a impulso lentos
    de piedra
    sólo es un pobre intento
    de querer entender el destino
    de la hiedra
    o de ansiar alcanzar lo inalcanzable.

    Ya sé que dialogar frente al espejo
    no es más que resbalar
    por uno mismo y perderse a través
    de soliloquios vencidos y cristales
    biselados. Que este friso de noche
    horizontal cruzándome la sien
    de parte a parte,
    no es más que un intento de muerte
    desvelada
    volviéndome de espaldas a la luz;
    un hilo de acero y de silencio
    anudándome en la linfa la voz
    y la palabra.

    (R.N.L -"Sobre pasos de hojarascas")

    ¡Quién si no tú podría mirarse así en un espejo!

    Mis felicitaciones por tan fantástico trabajo, Isnmael.

    Que el año entrante haga realidad todos tus deseos.
    Un abrazo.
    Remedios.

    ResponderEliminar
  2. Que 2016 venga con su mochila cargada de nuevos poemas, Reme, estoy seguro de que así será. Un abrazo muy fuerte y gracias por tu cercanía. Prometo darte réplica en breve.

    ResponderEliminar
  3. Primera persona
    Eres tú, me digo;
    soy él a pesar de nosotros,
    insisten.
    Cuestión de perspectiva.
    Mi verdad y la vuestra,
    y la tuya, y la suya;
    la verdad, solo eso:
    el cuerpo que interroga
    su origen,
    las alas aún calientes
    del abrazo;
    el anhelo de ti,
    y de él, y de mí,
    y de todos nosotros,
    sin excepción.
    Lejos de la persona
    y todo nombre,
    de su mano aún húmeda,
    de la suma de dos y dos
    son cinco con la sombra
    alargada de lo que no eres.
    Repiten de nuevo: deseo.
    La mirada sobre el agua
    y el dedo que indica
    lo que no puedes ver.
    Más cerca de ti,
    y de mí,
    y de todos.
    Lo que nos vive,
    lo que nos ama
    hasta desnombrarnos,
    arena en los bolsillos
    después del frío y la amanecida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Cuestión de perspectiva.
      Mi verdad y la vuestra,
      y la tuya, y la suya;
      la verdad, sólo eso":
      ......................

      Risas o aullidos, decir
      de orfebrería, cardumen de versos
      que fluis sobre olas naufragadas,
      orgasmo de fonemas que abisales
      emergéis hacia no sé qué lugares
      de cumbres ionosféricas, pupila
      multicolor de la naturaleza
      expuesta al ritmo de la noche
      y sus espinas..., venid a mí
      para leerme estos silencios,
      para engarzar como abalorios
      de feria estos vientos y espumas
      de mar que me obturan la voz
      y la garganta. Romped
      los besos de hielo que ocultos
      mueren en mi boca, y diluidlos
      como miel, entrelazadlos,
      trenzadlos en círculos como ramas
      de eucaliptus
      y lauread mi sien:
      necesito regresar de esta
      hondura, de este deseo geométrico
      de ser, desdibujado ya,
      donde me busco
      y no consigo hallarme.


      Extraordinaria réplica "en primera persona".
      Un abrazo


      Eliminar