domingo, 20 de noviembre de 2016

Poema: 'El bodegón'


¿Qué te aguarda en la hora dulce
de la espera?
Abdiquemos de la ternura
y el esplendor dormido
de la carne,
renunciemos a la luz
y a la ceguera,
a los mundos soñados
del trampantojo:
la mosca que reposa
en un bodegón de Sánchez Cotán,
la fruta que desea
y es lejanía e ilusión,
una mano que acaricia
el puro sueño, tan hermoso,
de las manzanas, el fondo negro,
los limones tan vivos
y arrugados,
el plumaje de las aves tiernas.
Si todo es engaño e impostura,
si todo no es más que nada,
¿qué te aguarda en la hora dulce
de la espera?
Esta felicidad, esta melancolía,
tu cuerpo visto a la lejos,
ajeno, tu voz que no es tu voz,
tu alma adentro de la verdad
que no es ámbar ni diamante,
que no es luz ni poesía,
que no es temblor feraz
de la piedra, del molino,
de la sed que se llena de arena
en tus manos.
Cuando has perdido ya los mapas
y la calle no recoge el eco
de tus pasos,
¿qué te aguarda en la hora dulce,
desconocida,
tan amada,
de la espera?

No hay comentarios:

Publicar un comentario