sábado, 24 de diciembre de 2016

Poema: 'Después de esto y de lo otro'


Después de esto y de lo otro,
después del día y los mensajes,
del cuerpo cansado y la derrota,
después del amor y de la muerte,
solo después:
haces que haces algo,
besas que besas algo,
lees que lees algo,
en palabras divisibles,
en viento frío de la torre,
en pleonasmo sutil
del estibador y el mar ignorado.
Después de aquel día
en que no había después,
en que los adverbios señalaban,
como la veleta de la iglesia,
siempre hacia el cierzo del norte:
ahora, hoy, quizá, a pie juntillas,
nunca, no, algún sí sustantivado.
Después de tu cumpleaños
que es el mío,
después de los días
que son de los dos,
después, antes de la derrota,
hombre al hombro, ceniza
que conoció el esplendor
de las arterias.
Después de todo, después de esto,
después:
larga espera,
incansable viaje a Ítaca
cuando es el camino
este lento transcurrir
que es puerto seguro,
esta melancolía de los días
hermosos, de los días aciagos,
de los días en primera persona
del plural.
Decir te quiero:
no son mis labios quienes
lo dicen,
no son mis brazos quienes
te sujetan,
no son mis ojos quienes
te desnudan.
Decir después, fuera del pasado
y del futuro, ajeno al ahora
y a las sirenas,
al sabor amargo de la nieve,
a la alegría de la libertad
y la condena.
Háblame de esto y de lo otro,
háblame cerca de mi sangre,
háblame, donde una vez
se cruzaba el viento
con la esperanza de la llama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario