sábado, 4 de marzo de 2017

Breve apunte de tu ausencia


A Lirio Sáez Crespo

Si naciste de la muerte
y soñaste con la vida,
si vuelves a la vida
con la muerte adentro:
escarcha y alondra,
dintel y primavera;
los ojos del agua,
el roce del agua,
tus pies en el agua,
el amor en el agua;
los “te quiero” en el agua,
aquella vez en el agua,
tu piel larguísima en el agua.

Si vida y muerte
son solo muerte y vida,
si a la vida gritas sí,
y no a la muerte
que asciende 
en plenitud de vida.
El agua no piensa en la muerte,
la luz no alumbra la vida
porque desconoce
lo que vive en la muerte.
Te llamo desde la muerte
y tu nombre es pura vida,
ajeno desde la vida,
amante desde la muerte.
Tu recuerdo: ¿es vida
o es muerte?

Si naciste en la vida
para volver a la muerte,
para ser pura vida,
para ser dulce muerte:
presagio, tu abrigo,
la copa vacía,
mi alma llena de ti,
los zapatos llenos de ti,
el aire lleno de ti;
ausencia de ti,
habitante de ti,
viajero de ti,
signo de ti.
Ser.
Contigo.
Sin mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario