miércoles, 30 de julio de 2014

Soneto: 'Sombras sin alas, alas sin vuëlo'



Sombras sin alas, alas sin vuëlo;
aquella gasa azul que rompe el aire,
este deseo oscuro, son que nace
donde bebe raíz primera el sueño.

Acaso débil luz por sortilegio,
aquella voz que es campo donde pace
luminaria oscura, postrera tarde
donde bebe lágrima amarga el duelo.

Me das una palabra, una sola,
y fuera de mí, ajeno al sentido,
¿es alada dádiva o gris prosa,

que consuela pizca aqueste perdido,
o aquel nombre primero de las cosas
que paladea tu lengua, ahíto?

martes, 29 de julio de 2014

Poema: 'Para qué sirve'



Para qué sirve,
por ejemplo, decir,
pintar de azul tus labios,
sellar la forma
del agua ausente,
amanecer de nuevo
en una mañana futura
de relojes y sordas flautas.
Para qué sirve decir
alud, tijeras,
partitura del silencio,
tierra mojada;
para qué sirve
una postal a destiempo
en la lluvia,
un hombre sin maquinilla
de afeitar en el baño,
los aperos de la noche
revueltos en el suelo.
Para qué sirven
rotonda de estatuas,
abrazos sin sombra,
la inmensidad
y su espejo,
luces que no ven
en la ciénaga de un whisky.
Para qué sirven.
Para qué sirves.

viernes, 25 de julio de 2014

Soneto: 'Como arde la voz'



Como arde la voz en entraña oscura
sin árido afán, lumbre del día,
desnuda palabra, voz en rebeldía,
gavilán ausente de la locura.

De las redes del corazón murmura,
no ácida, alta y bien amanecida,
y no nace sol de melancolía
que sepa naufragar en su tersura.

Decirte y sostener linterna aciaga
todo lo que no soy, sin más promesa,
flecha de sombras en tu mano sabia;

aquel muchacho que echaba la siesta
y soñaba con ganar alma alada
feraz, razón púrpura, sed cimera.

Haikus: Gaza



I
Plomo enlazado
de aristas sonámbulas.
Hombres sin nombre.

II
Dame la mano.
Tensa luz circular
de amanecida.

III
Gota de lluvia
el granito del tiempo.
Tu voz la mía.